Reflexiones de un pensador compulsivo…

Más reciente

Me comí la finta de la liga española

Esta mañana me levante de la cama con la intención de ver la programación de los partidos de la liga española de fútbol. Pues adivinen que… No hay liga. Sucede que hay una huelga y esta previsto que la primera y la segunda fecha de esta competición tan prestigiosa no se efectúen. Las razones del conflicto son varias, pero principalmente se trata de que mas de 200 futbolistas de las principales divisiones del fútbol español no reciben sus pagos. Al parecer la liga española de fútbol y el sindicato de futbolistas no logran ponerse de acuerdo para resolver el conflicto y entre tanto no habrá fútbol español. Pues bien, me preparaba para la gran batalla de los dos mas grandes equipos de esta liga, que ya exhibieron durante la semana pasada su potencial y nos dieron una idea de la fuerte rivalidad que veremos en los próximos meses. Por supuesto que me refiero al Madrid y al Barca, clubes que cada año van separandose mas de los equipos de primera que parecen no poder seguir el compás que marcan los dos mas grandes. Es evidente que la crisis económica ha influido determinantemente en esta situación. Dos equipos exigidos al máximo por un publico implacable, siempre sediento de fútbol de primer nivel y que no permite errores. El publico español no deja pasar nada, Madrid y Barca siempre están en el ojo del huracán. Ganar un partido es la gloria, empatar o perder es la vergüenza.

Pero hay algo que me hace pensar que va a ser magnifica esta temporada. Creo que el Real Madrid ha conseguido su juego, lo del Barca es ya conocido por todo el mundo. Me gusta este Madrid, directo, preciso, incisivo en la presión del contrario, inteligente, duro en la marca y equilibrado en las labores de defensa y ataque. Me parece que voy a ver buen fútbol de parte de los grandes en los fines de semana que haya liga. Lo de los equipos pequeños si es mas incierto. La crisis económica y esta huelga hacen pensar que la distancia entre los primeros dos puestos y los demás va a ser mayor y el problema de desigualdad se va a profundizar.

En todo caso, siempre es un placer ver jugar equipos del talante de estos dos gigantes de la liga española, esperemos que este próximo lunes en la próxima reunion entre las partes en conflicto haya un acuerdo y se levante la huelga. Ya quiero que empiece la liga para ver mas de este fútbol tan característico y dejarles mis comentarios.

La noche de las flores

Tibia la madrugada se posó sobre los ojos del duendecito verde y alargado. Rastrero, como era su condición, pasaba de tallo en tallo y probaba de cada hoja un pellizco que nunca satisfizo su hambre interminable. El sol en su sabiduría no hizo caso de su voracidad y dejó que el duendecito decorara el paisaje con sus mordiscos, así fue asomándose la bola de luz en el saliente, mientras sus rallos apuraban el apetito del verde hambriento.
Se pasó el día comiendo hasta dibujar en su cuerpo una curva gigante de satisfacción y pensó: “mañana será otro día, seguiré comiendo y comiendo porque comer es placer y el placer me da vida”. En la tarde naranja se asentó la luz del inmenso astro sobre las flores, dejando ver un desolado paraje de hojas incompletas, tallos desnudos y ninfas coloradas de pena por el despojo de sus trajes elegantes. El culpable voraz de tal escándalo ya se disponía a dormir su siesta sin el menor rastro de remordimiento.
Así fue que se guindó de una flor disgustada y se durmió inmediatamente con la pesadez de tal ingesta. No sabía que su sueño sería el tiempo de la trampa de las flores furiosas.
El sol hizo su retirada para dejar que las flores hicieran su conjuro. Entonces en la oscuridad de la noche sucedió el milagro: todas voltearon hacia el tallo donde reposaba el duende y sus formas contorsionadas dieron a luz el halo mágico de su deseo. El vestido verde del avaricioso come hojas fue endureciéndose hasta convertirse en una concha, en un caparazón, en un huevo. Ahí dentro figuras sombrías se movían desperadas por la metamorfosis. En cruenta lucha contra su propia forma, el duende se sacudió tratando de resistir lo irresistible. Entonces fue cuando pasó lo más terrible.
Tibia la madrugada siguiente posó su luz en el engendro de las flores. Tenía antenitas, varias patas y estaba toda inquieta, pero lo más asombroso eran esas enormes alas de colores que reflejaban como espejo los ostentosos y cromáticos pétalos de las flores, que ahora reían por su travesura, al compás del baile solar. Ya el duende no era duende ni rastrero, ahora volaba y no tendría hambre nunca más. Ahora estaría atormentado por un único y enorme deseo, un furor irrefrenable; ahora estaba ardiendo en las calenturas de una fuerza suprema. Ahora era presa desahuciada del amor.

Alejandro Zavala

Mi primera entrada

Bienvenidos a mi nuevo blog, un sitio donde quiero comunicarme con todo aquel que tenga el interés de compartir mis inquietudes. Los que me conocen saben que soy un artista de la música y además comunicador social. Quiero utilizar este medio para expresar de forma ágil, y con la inmediatez característica de internet, aquellas ideas que vienen a mi cabeza y que a veces se quedan solo conmigo o con mi alumnado. Gracias por leer y espero podamos compartir diversos temas sobre música, deportes, vida, filosofía y poesía… Temas que amo y de los que me gusta hablar.

Para aquellos que no saben quien soy les dejo http://www.alezavala.com para mas información.

Saludos…